PARA CENTRARNOS UN POCO EN EL TEMA…

El metanol presenta diversas aplicaciones como producto químico en la industria y como combustible (motores de combustión interna y pilas de combustible)

En la actualidad, aproximadamente el 90% de metanol se produce partiendo de combustibles fósiles a través de una reacción de gas de síntesis.

Se han estado buscando distintos métodos a partir de los que obtener metanol, pero que no dependan de los combustibles fósiles.

Así la obtención de metanol a partir de la glicerina se presenta como un proyecto innovador y necesario. Tal como hemos explicado en entradas anteriores, la glicerina tiene múltiples aplicaciones y sin embargo, sigue habiendo una “gran montaña” indigerible (En los EEUU son incineradas 350.000 toneladas cada año)

Presentamos de esta manera el proceso que investigamos como el primero comercialmente viable para la conversión directa de glicerol a metanol.



EL PROCESO…

El proceso ha sido desarrollado por el profesor Edman Tsang y su grupo de investigación en el Departamento de Química Inorgánica de la universidad de Oxford.

Partiendo de la glicerina, a condiciones suaves de temperatura y presión (100 º C y una presión de H2 de 20 bar) se obtiene el metanol. El catalizador empleado se basa en un metal del grupo del platino o de un compuesto de metal del grupo del platino.

Se ha de tener muy en cuenta que se rompen los enlaces C-C del glicerol sin romper los enlaces C-O, evitando la producción de gases como metano o CO2.

Proceso de conversión de glicerina en metanol

About these ads